Mi nuevo trabajo.

Este nuevo trabajo he tardado mucho tiempo en parirlo. He de reconocer que he atravesado el camino de la reinvención porque mi interior siempre ha sido una especie de duende rebelde que se resiste a dejar de transmitir lo hermoso que uno cree poseer.
Retratos de tiempo, son esos momentos en los que uno está viviendo historias cuyo verdadero alcance desconoce y quedan como posos, en el fondo de las certezas.
No tengo grandes aspiraciones y las que me quedan son de llegar al corazón de quien se pare un rato en este espacio que construyo, sin saber muy bien porque, pero contento de poner ladrillo sobre ladrillo...